Nosotros

El movimiento global por  la justicia del agua está compuesto de movimientos sociales, sindicatos y organizaciones no gubernamentales que han trabajado juntos para desafiar los mecanismos globales que han promovido el control corporativo del agua, en sus varias formas, en el ámbito local.

Foto: Meera Karunananthan
Foto: Meera Karunananthan

Sin embargo, como un movimiento que va más allá de lo local, hemos tenido éxito durante décadas conectando a las comunidades y los activistas al frente de las luchas y de confrontando la agenda neoliberal global. La pasión por el agua ha estado en el corazón de las luchas contra los acuerdos comerciales, proyectos de desarrollo insostenibles y operaciones extractivas destructivas del medio ambiente. Tanto en el Norte y el Sur, esta pasión por el agua se ha politizado y ha movilizado a las comunidades afectadas.

A pesar de las grandes victorias de las últimas décadas, el movimiento global en defensa del agua se enfrenta a crecientes amenazas a medida que el mundo se queda sin agua dulce y las empresas se aprovechan de la crisis ambiental y financiera para consolidar su acceso a este recurso. En septiembre de 2014, el Proyecto Planeta Azul y otros aliados realizaron una reunión para hacer un balance de estas amenazas– nuevas y emergentes– y desarrollar estrategias conjuntas para hacerles frente.